Chateau ferran 2016: ¿Un vino de calidad?

Aunque la mezcla de vinos tintos de Burdeos incorpora la uva Cabernet franc, en el Chateau Ferran 2016 se han utilizado Merlot, Cabernet sauvignon y Petit verdot. Se trata de un vino decente, con un toque dulce de vainilla tras su crianza en un 33% de roble nuevo. 

El catador de The Wine Advocate Neal Martin lo probó en primicia dándole una puntuación de 91-93 puntos y refiriéndose a él como «un vino de cuerpo medio con taninos satinados, excelente corrosión y un final sorprendentemente complicado».

Bodega Chateau Ferran 2016

Montaigne, Mauriac, Montesquieu. Cada uno de los tres, siempre que lo permita, fueron grandes eruditos que brillaron en su género: papeles, libros e ideas políticas. Así, bajo el título de «las tres M de Burdeos», la ciudad ofrece a los exploradores una visita por los castillos que fueron hogar y fuente de motivación para estos tres distinguidos eruditos. 

Montesquieu, además de erudito, legislador y lógico de la Ilustración, fue también un extraordinario terrateniente. Al fallecer su padre y su tío, adquirió sus diversas propiedades y se dedicó después a la creación de vinos

Algo a lo que contribuyó su unión con Jeanne de Lartigue, una protestante que, a pesar de estar en contra de la extravagancia común, no renegó de la alegría de seguir trabajando en su casa vinícola, Chateau Ferran 2016

Sin embargo, a pesar de que fueron Montesquieu y su pareja quienes establecieron las plantas para crear vinos entonces. En ese momento, garantizados como «Premiers graves Martillac» en esta casa, fue Robert Ferran, consejero jurídico del Parlamento de Burdeos, quien dio su nombre a esta notable plantación de uvas en el núcleo de Pessac-Léognan. 

Cinco años más tarde, Philippe y Ghislaine Lacoste se encargan del dominio con 70 ha. repartidas entre las plantaciones de uva y los bosques cercanos a sus crus classés colindantes. Un terruño extraordinario que les permite ofrecer su conocido vino Chateau Ferran 2016.

Elaboración de Chateau Ferran

La plantación de uva de la que parte el Chateau Ferran 2016 se extiende por más de 18 hectáreas de suelos calcáreos del Mioceno algo cascajosos. Las plantas de Merlot, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot se desarrollan con esmero, según las costumbres familiares.

Chateau ferran 2016: ¿Un vino de calidad?

Una vez segadas las uvas a mano parcela por parcela, se seleccionan en la bodega, se despalillan y se trasladan a depósitos de acero templado termorregulados para iniciar la maduración. A continuación, el vino se madura en barricas, de las que un 35% son de madera nueva, durante un largo periodo de tiempo antes de su envasado.

El resultado es Château Ferran. Un vino que, si bien no es tan popular como una parte de sus crus classés colindantes, ofrece una novedad. Una mineralidad, una intrincación y un pulido que no tiene nada que envidiar. Una impresión del buen gusto de un terruño que el propio Montesquieu supo apreciar.

Notas de cata

Se descubre en la cata como un vino exquisito y complejo con notas frágiles. No este 2016 raro nos hará decir otra cosa, el vino ha sabido sacar lo mejor de su comarca para ofrecernos un olor extremo a cerezas oscuras, arándanos, con un toque marginalmente mineral. Redondo y afrutado en la boca, con taninos afelpados, la degustación se prolonga con una complejidad sorprendente en el final…. Este Château Ferran es extraordinario.

Uva Merlot

Los vinos producidos con el surtido de uvas Merlot como este vino se describen por ser vinos exquisitos, con un tono excepcionalmente extremo y un increíble carácter dulzón. De este surtido salen vinos tintos compensados con taninos distintos en todas partes. Vinos abundantes que en todo caso impactan agradablemente a los novatos en el universo del vino.

La uva Merlot es quizás una de las variedades más extendidas del mundo, sólo superada por la Cabernet Sauvignon, con casi 270.000 hectáreas de plantaciones de uva en todo el planeta.

Con un alto potencial enológico, la Merlot está considerada como una uva o variedad en desarrollo, una variedad que puede dar tan buenos vinos monovarietales que se utiliza para trabajar las cualidades de diferentes vinos a través de mezclas y coupages.

Hoy vamos a conocer un poco mejor todo lo que aporta este surtido de uvas tan característico.

Cualidades de la uva Merlot

Las plantas de Merlot son fogosas y erguidas. De vez en cuando puede requerir guías o celosías para evitar que se desvíe mientras se desarrolla.

Es un surtido extremadamente maduro, que se describe, sin embargo, por un nivel de creación medio-bajo, dando grupos no excesivamente pequeños. Los racimos son cónicos y suelen ser largos, aunque no extremadamente enormes. La tonalidad de las bayas de Merlot es llamativa, hasta el punto de que en algunos casos llega hasta el rabo. 

Las uvas son circulares, a veces vigilando que sean alargadas, de forma realmente habitual y de tamaño ajustado en todo el racimo, más bien pequeño o mediano. El hollejo del Merlot es grueso y de variedad apagada, de tono azul pálido, algunas veces prácticamente oscuro. En cuanto al mosto, es claro, sin mostrar la pigmentación de la piel. Su consistencia es firme y suculenta.

Estas uvas de Merlot contienen una decente centralización de azúcares y su extraordinario matiz espera igualmente su alto contenido en flavonoides. Por lo tanto, el requisito absoluto de las uvas Merlot es excepcionalmente rico en resveratrol y antocianinas, que son responsables de su tono extremo.

Zonas de producción de la uva Merlot

La uva Merlot es una variedad vital en Francia, donde su desarrollo representa alrededor del 14% del total del país. En cualquier caso, su desarrollo está igualmente extendido de un lado a otro del planeta, en su mayor parte en Europa, con una práctica extraordinaria en la viticultura de Italia, y, además, aunque de forma menos significativa, en naciones como España y Portugal.

También podemos encontrar rendimientos importantes de Merlot en otras naciones lejanas, como Australia, Argentina o Chile. Dentro de nuestro país, el desarrollo del surtido de Merlot está generalmente relacionado con tierras como Navarra y Cataluña, pero también podemos encontrar grandes cosechas de esta uva en diferentes regiones del dominio público como Aragón, Valencia, Extremadura o Castilla La Mancha. 

En todas ellas se elaboran vinos de gran calidad aprovechando la extraordinaria capacidad enológica de la uva Merlot, tanto monovarietales como mixtos.

 

Para mantener esta web uso cookies que se instalan en tu dispositivo, propias (necesarias para la web) y de terceros (analíticas, elaboración de perfiles y publicitarias) para crear un perfil según tus hábitos de navegación. Puedes cancelar todas o ajustar las cookies según quieras; o aceptarlas clicando en "Aceptar" y seguir navegando. Te aconsejo leer la Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies