Perelada 5 Fincas Reserva 2017, ¿Por qué comprar una botella?

Perelada 5 fincas cuenta con cinco casas con distintas calidades en el Empordà. La heterogeneidad de sus suciedades hace que esta localidad sea extraordinaria, y permite la elaboración de vinos con sutilezas variadas. 

Esta es una auténtica muestra de ello. Una bodega elaborada con uvas de estas cinco casas y con surtidos, por ejemplo, de Cabernet sauvignon, Merlot, Samsó y Garnacha.

Castillo de Perelada

Castilo de Perelada es uno de los más grandes del apelativo ampurdanés. Es uno de esos modelos en los que el tamaño de su creación no está reñido con la calidad. La elaboración de vino en el Castillo de Perelada está documentada desde la Edad Media, cuando los monjes carmelitas del Convento del Carme creaban vino para abastecer a toda la localidad.

Fue en Peralada donde Miguel Mateu Pla descubrió y se energizó con el universo del vino. Y donde optó por establecer la bodega Castillo Perelada, recuperando una costumbre centenaria que se remonta a los cien años del siglo XIV. A lo largo del tiempo, su hijo regulador, Arturo Suqué, asumió el control de una empresa privada que hoy dirige el nieto de Miguel, Javier Suqué Mateu.

Empordà

Es el apelativo más septentrional de inicio en Cataluña, cerca del mar Mediterráneo y de los Pirineos, lo que da lugar a un entorno excepcionalmente diferenciado. La Tramontana ejerce su efecto sobre la plantación de uva; un viento virósico procedente de los Pirineos abraza la plantación de uva, a pesar de que en algunos casos puede llegar a ser molesto y tempestuoso.

Plantaciones de uva

En una pequeña extensión de terreno, el Empordà concentra diferentes suelos rastreados en pocos lugares del planeta. Graníticos en las regiones pedregosas, disco en las laderas y arenosos en los valles, con posos de inicio fluvial, roca y barro.

En definitiva, tierras que han percibido cómo diversos establecimientos civiles han desarrollado el oficio del vino. Esta heterogeneidad del terreno en el que se desarrollan sus plantaciones de uva, repartidas en más de 140 hectáreas repartidas en cinco legados, permite a Castillo Perelada obtener uvas con un gran número de matices.

La variedad de suelos del Empordà se refleja en los distintos dominios de Castillo Perelada, que cuenta con suelos de récord en Garbet, de roca en La Garriga, de tierra vegetal en Malaveïna.

La bodega ha optado por explotar los atributos diferenciales que cada una de estas suciedades graba en las uvas para elaborar los llamados vinos de «terroir» o de dominio: vinos cuyo carácter se distingue por la plantación de uva en la que están concebidos.

Surtido de uvas

Teniendo en cuenta todo esto, abruma la Cariñena o la Samsó, que es la premisa de la viticultura ampurdanesa junto con la Garnacha tinta (denominada en la zona como Lledoner).

Estos surtidos convencionales se complementan con los nuevos que se presentan, como Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah. Además, están aprobados el Cabernet Franc, el Monastrell y la Garnacha peluda.

Notas de Cata de Perelada 5 Fincas Reserva 2017

perelada 5 fincas

Perelada 5 Fincas 2017 es un tinto concentrado con fragancias de producto orgánico oscuro listo, notas balsámicas y contactos tostados. El sentido del gusto es profundo, nuevo y exquisito. Un vino de cuerpo medio con una causticidad llamativa, taninos marcados y un final largo y expectante.

Envejecimiento

Larga maceración y maduración a temperatura controlada de 25 ºC.

Uva Cabernet Franc

El cabernet franc es una de las variedades de uva más establecidas en el planeta. Se utiliza principalmente para mezclar con cabernet sauvignon. Es una variedad de origen francés, inicialmente de Burdeos, donde es esencial para una parte de sus mejores vinos. Esta uva es utilizada para elaborar el Perelada 5 Fincas Reserva 2017.

Posteriormente se trasladó al Valle del Loira, donde parece haber encontrado una articulación varietal celestial, en esta localidad se la conoce como bretona. También puede llamarse Brouchet en la región de Libourne.

Sus racimos son pequeños, extremadamente pequeños y cónicos, cortos y redondos y con forma de alas. Las bayas son pequeñas, de forma circular y de variedad azul-oscura. Es más contundente y envejece antes que el Cabernet Sauvignon, con el que está relacionado, pero tiene menos tanino y fijación.

Uva Cabernet Sauvignon

La variedad de uva cabernet sauvignon es posiblemente una de las uvas tintas más populares del planeta. Está presente en prácticamente todas las regiones vitivinícolas importantes, en diferentes entornos.

La Cabernet Sauvignon se hizo popular por su presencia en el vino de Burdeos, explícitamente en la región de Medoc, donde fue concebida. A partir de ahí, se comercializó en todo el mundo y se adaptó en muchas zonas vinícolas. Esta uva le da un toque especial al vino Perelada.

Esta variedad de uva, que apareció en el siglo XVII, es el resultado de un híbrido de Cabernet Franc y Sauvignon Blanc. La razón de su prosperidad es que se trata de una variedad fácil de cultivar. De este modo, se adapta a una gran variedad de suelos, entornos y ámbitos. De hecho, la uva se ha extendido desde Francia a Europa y América.

Uva Merlot

El Merlot es una variedad roja de origen francés, habitual de la región del Medoc, cerca de Burdeos. A decir verdad, es el surtido de uvas dominante en la división de la Gironda, cuya capital es Burdeos. 

Las plantas de Merlot florecen en ámbitos frescos y rinden mejor en suelos terrosos. Es un surtido de brotación temprana, lo que lo hace delicado al hielo. No es una variedad extremadamente útil y es tolerantemente enérgica. Sus grupos son de tamaño medio, con bayas enormes, redondas y de color azul apagado. La piel es menos gruesa que la del Cabernet Sauvignon y su tamaño es medio. Se adapta bien a todos los entornos y suelos, por lo que no tiene límites en todo el mundo.

Uva Tempranillo

El tempranillo es el surtido más consolidado entre los tintos españoles. Esto debería haber sido visible en la guía intuitiva de la transmisión de surtidos públicos, como la que últimamente prepara ‘Un buen vino’. Esta uva es utilizada para hacer Perelada.

Los números se representan por sí solos y en el caso del Tempranillo lo hacen con contundencia. En total, de las más de 900.000 hectáreas de plantaciones de uva en España, una cuarta parte de las plantaciones de uva en nuestro país son de Tempranillo (200.000).

La mayor región de plantación de uva de esta variedad en España se encuentra en Castilla-La Mancha. Le sigue Castilla y León, que tiene la mayor parte de las plantaciones de uva, pero también la otra Castilla.

Para mantener esta web uso cookies que se instalan en tu dispositivo, propias (necesarias para la web) y de terceros (analíticas, elaboración de perfiles y publicitarias) para crear un perfil según tus hábitos de navegación. Puedes cancelar todas o ajustar las cookies según quieras; o aceptarlas clicando en "Aceptar" y seguir navegando. Te aconsejo leer la Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies